Skip to Content

¡Gracias escuela Projecte!

Las Navidades de 1992 un grupo de alumnos de la escuela Projecte de Barcelona contactó con Tortell Poltrona, actual presidente de Payasos sin Fronteras y su fundador, y le pidió que fuese a hacer reír a los niños y niñas refugiados en la localidad de Veli Joze, en la península de Ístria, actual Croacia. Eran refugiados de la guerra de desmembraba la antigua Yugoslavia.

Los alumnos de la escuela Projecte estaban en contacto con sus congéneres refugiados en Ístria gracias a un grupo de voluntarios (exalumos de la escuela Projecte) que se encontraban en Ístria ayudando a la población refugiada. A través de un sistema telemático previo al actual Internet, estos voluntarios promovieron el intercambio de mensajes entre los alumnos de Barcelona y los chicos y chicas refugiados. Estos chicos de Barcelona pensaron que los chicos y chicas refugiados necesitarían de momentos de diversión para no pensar en la guerra, y así se les ocurrió pedir a Tortell Poltrona que viajase hasta Ístria para hacerles reír.

Y no sólo eso, recaudaron el dinero necesario para pagar el viaje por carretera desde el Montseny (Lugar de residencia del Circ-Cric, el circo de Tortell) hasta Yugoslavia. Un 23 de febrero partía hacia Veli Joze lo que poco después se convertiría en el viaje iniciático de una nueva organización venida al mundo para compartir lo inmaterial, para acompañar con la sonrisa a la infancia que sufre: Payasos sin Fronteras.

La primera actuación se realizó el 26 de febrero de 1993, y desde entonces son más de 4 millones los niños y niñas refugiados, víctimas de desastres naturales y de situaciones injustas quienes, junto asus famílias, se han reído con nuestros artistas voluntarios.

 

 

 

See video